Compartir

Un torneo de videojuegos de fútbol americano, que estaba siendo transmitido por Internet, fue interrumpido por el aterrador sonido de las balas. Inmediatamente la oficina del Sheriff de Jacksonville, Florida, trazó un cerco sobre la zona donde re realizaba el torneo para tratar de controlar la situación.

CNN

Mientras las autoridades enfrentaban la emergencia, los participantes del torneo declaraban a medios locales los momentos de pánico que vivieron durante el tiroteo.

“Se vio cómo salía la gente por detrás, se oyeron disparos. Vi a una chica de la escuela con un disparo en la pierna”, señaló uno de los testigos.

Según el Sheriff de la Policía de Jacksonville, Rick Williams, el autor del tiroteo fue identificado como David Katz, un joven de 24 años, de Baltimore, Maryland, que se suicidó luego de ejecutar la masacre.

De acuerdo a una descripción del diario Los Ángeles Times, Williams era un aficionado a los videojuegos que había competido perdido en el torneo. Además, se detalla que el individuo buscó a participantes específicos durante el ataque.

Este nuevo caso de violencia armada reabrió el debate sobre el control al porte y venta de armas en la Unión Americana.

Fuente: NTN24