Compartir

El balance de fallecidos en California subió a 35 el sábado, mientras los bomberos trataban de controlar las llamas que forzaron la evacuación de 100.000 personas.

El Universo

Unos 865 km2 de áreas residenciales, bosques y otras propiedades fueron arrasadas por el fuego desde el domingo pasado en la llamada región del vino de este estado de la costa oeste de Estados Unidos, informó el cuerpo de bomberos CalFire.

“Estos incendios han sido extremadamente destructivos con un estimado de 5.700 estructuras destruidas. Mientras equipos de rescate continúan en la búsqueda de desaparecidos, el balance de fallecidos subió a 35”, indicó CalFire en un comunicado.

El pronóstico para este sábado es que aumente el fuego debido a la intensidad del viento, que debe bajar solo en la noche.

Fuente: El Universo