Compartir

El esloveno Jan Polanc, de 25 años, ganó en solitario la cuarta etapa del Giro de Italia, este martes en las pendientes del volcán Etna, en una jornada en la que el luxemburgués Bob Jungels (Quick-Step) logró la 'maglia' rosa de líder.

El Telégrafo

Polanc rompió los pronósticos en la prestigiosa etapa que finalizó en el refugio de Sapienza, a unos 1.900 metros de altitud, en la vertiente sur del mítico volcán.

Había formado parte de una escapada con otros 3 corredores (Brutt, Janse van Rensburg y Alafaci) desde la salida en Cefalu e inició la subida con 4 minutos de ventaja. “Es el día más difícil de mi vida, también la victoria más bonita”, dijo el esloveno, que ganó la etapa del Abetone, en la Toscana, en el Giro de 2015.

En un colosal decorado de lava negra, fue capaz de mantener su ventaja, terminando con 19 segundos de ventaja sobre el ruso Ilnur Zakarin, que partió al contraataque antes del último kilómetro, mientras que el británico Geraint Thomas fue tercero, a 29.

Entre los favoritos, mermados por el viento contrario en la ascensión, no se registraron movimientos hasta los últimos 3 kilómetros, cuando el vigente campeón del Giro Vincenzo Nibali lanzó un ataque sin éxito.

Finalmente, Jungels logró la ‘maglia’ rosa al término de los 181 kilómetros, recogiendo el testigo del colombiano Fernando Gaviria, su compañero de equipo, líder tras ganar la etapa anterior.

– Quintana es sexto –

Ahora, Jungels, que tiene 6 segundos sobre Thomas y 10 sobre los otros principales favoritos, entre ellos el colombiano Nairo Quintana -sexto-, está en condiciones de guardar la primera plaza varias etapas tras el baile de líderes de los primeros días (Pöstlberger, Greipel y Gaviria).

El año pasado, el joven luxemburgués de 24 años había conservado la ‘maglia’ rosa durante 3 días. Finalizó sexto en la general. “Tengo ambiciones realistas, quiero hacer una buena clasificación general”, dijo al final de la etapa. Además, el australiano Rohan Dennis, con molestias por una caída el domingo, abandonó en la pimera parte de la carrera. Dennis, de 26 años, que ostentó el récord de la hora, participaba en la ronda italiana por primera vez.

Se trata de la primera retirada desde que se inició la carrera el pasado viernes en Alguer. El miércoles los velocistas dispondrán de una etapa favorable, la segunda en Sicilia, entre Pedara y Messina, en un recorrido de 159 kilómetros.