El alcalde de Quito, Jorge Yunda, indicó que la denuncia de remoción en su contra “es desproporcionada”. Agregó que la ciudadanía “tiene que saber” que la persona que la presentó fue Directora de Mercados y precisó que ella fue separada del cargo debido a una “pésima gestión”. Aseguró que “ese resentimiento más la ambición del vicealcalde, Santiago Guarderas” se han juntado, en este momento.

NotiMundo - Derechos Reservados

En NotiMundo a la Carta, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, señaló que, en caso de que se ratifique la denuncia de remoción en su contra, “se irá a la casa con la satisfacción del deber cumplido”; sin embargo, aseguró que, en el proceso, “se ha juntado el agua y el aceite”.

En ese sentido, dijo que el procedimiento posee “una serie de incongruencias” y citó que los votos requeridos son 15 y no 14 como se está validando; también expuso que hubo inconsistencias en el desarrollo de la sesión extraordinaria y se registraron “votos anticipados” que se conocieron sin que él cumpla con su debida defensa.

Puntualizó que la presentación del recurso ante el Tribunal Contencioso Electoral se realizará por “respeto” a los votantes debido a que Santiago Guarderas busca ingresar a la Alcaldía “por la ventana”.

Destacó que él no busca retener el cargo o “aferrarse” a el. Rechazó que existan acusaciones en su contra por sus “orígenes” y lo calificó como un acto “perverso”.

Manifestó que “no es el alcalde más perfecto del mundo” porque los errores “siempre” ocurren y precisó que existen muchas cosas que se tienen que mejorar y otras que se tienen que reconocer como el sistema integrado de transporte y el contrato que garantiza el agua hasta el año 2050.

Añadió que su gestión se ha cumplido de forma “apolítica” porque no ha entregado cargos metropolitanos por intereses personales. Sobre las revelaciones de las conversaciones de su hijo Sebastián Yunda con funcionarios del Municipio, dijo que él no le dio poder a “un muchacho de 20 y pico de años” y afirmó que él pretendía que los ‘chats’ los mantenía con amigos.

Respecto al proceso legal que existe en su contra, el alcalde capitalino dijo que se debe reconocer que ese caso no se aperturó por coimas, sobornos, enriquecimiento, lavado de activos o “porque ha favorecido a alguna empresa” y agregó que él está siendo investigado por “una supuesta baja sensibilidad de las pruebas que salvaron vidas”.

Escucha la entrevista aquí: