Compartir

El Tribunal Disciplinario de la Conmebol determinó que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores se jugará en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 9 de diciembre.

EFE

Esto llega después de mucha especulación de la sede del partido; incluso se rumoró que Doha, en Qatar, era una posible sede.

El presidente del gobierno español publicó un tuit más temprano asegurando que su país cuenta con las herramientas para ofrecer garantías de seguridad para el evento.

Esta semana la Conmebol había tomado la decisión de que la final de la Copa Libertadores de América 2018 no se jugara en Argentina, tras los desmanes que provocaron la suspensión del partido el sábado cerca del Monumental de River en Buenos Aires.

No obstante, los presidentes de los clubes se opusieron a la medida: Daniel Angelici, presidente de Boca, pidió que no haya partido y que River sea descalificado por los incidentes del fin de semana. En tanto Rodolfo D’Onofrio, de River, dijo que cuenta con el apoyo del presidente Mauricio Macri para que la superfinal se dispute en el Monumental de Buenos Aires y con público.

La decisión puede desagradar a los hinchas argentinos que esperaban la final en su tierra. ¿Cuán grave es la violencia en el fútbol argentino? Desde 1922 han muerto 317 personas a raíz de los desmanes y atropellos relacionados con ese deporte, de acuerdo con la organización Salvemos al Fútbol.

Fuente: CNN en Español, aliado estratégico de FM Mundo