La segunda cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, terminó hoy antes de lo previsto debido a un profundo desacuerdo en las negociaciones sobre la desnuclearización del país asiático.

donald_trump_kim_shutterstock
Imagen referencial de Donald Trump - Créditos: Shutterstock

La segunda jornada de la cumbre de Hanói comenzó con señales de sintonía entre los dos líderes, pero se cerró abruptamente sin la firma de la declaración conjunta que habían negociado ambas partes y con la admisión de Trump de que es posible que no vuelva a reunirse con Kim en “mucho tiempo”.

En la rueda de prensa posterior que Donald Trump dio en Hanói, antes de partir para Washington, el presidente elogió a Kim Jong-un como “un gran tipo” y aceptó que se habían hecho algunos avances, pero dijo que no creía que fuera “bueno firmar algo”.

El impasse se dio por un desacuerdo sobre las estrictas sanciones que Estados Unidos impone a Corea del Norte.

“Querían que levantáramos todas las sanciones por un poco de desnuclearización en unas áreas. Pero no fueron capaces de entregarnos las áreas que queríamos”, dijo el presidente. “Continuaremos trabajando y veremos”, añadió el mandatario.

Fuente: Agencia EFE – Nota Original: LINK