Compartir

Las personas sedentarias podrían ayudar a reducir su riesgo de muerte prematura si se ponen de pie cada 30 minutos, encuentra un estudio recientemente. Pasar horas sentado cada día podría aumentar el riesgo de una muerte temprana, independientemente de cuánto ejercicio se haga.

Shutterstock

Un nuevo estudio señala las personas que pasan más tiempo sentadas tiene el doble de riesgo de fallecer en un periodo de 4 años. Pero hacer una pausa cada 30 minutos para ponerse de pie y caminar un poco podría ayudar a reducirlo.

Muchas personas pasan hasta 10 horas al día sentadas. Estudios anteriores que han reportado un vínculo entre estar sentado y una muerte temprana han dependido de que las personas informaran a los investigadores de cuánto tiempo al día pasaban en esa posición.

Pero este nuevo estudio en realidad midió el tiempo usando un acelerómetro ubicado en la cadera que rastreaba el movimiento.

Pararse del escritorio y caminar un poco durante unos minutos cada media hora podría ser un cambio conductual importante que quizá reduzca el riesgo de muerte prematura.

No se trata solo de evitar la conducta sedentaria ni los periodos largos de conducta sedentaria, comenta este informe que además indica que quizá deba conllevar una combinación de ejercicio, actividad ligera y pausas frecuentes para moverse, planteó.

Lo que es casi seguro es que la solución requerirá que las personas controlen su activad e inactividad.

Los investigadores encontraron que en las 16 horas de vigilia de un día, los participantes pasaban poco más de 12 horas sentados. El promedio fue de 11 minutos a la vez. Durante un seguimiento promedio de cuatro años, murieron 340 participantes.

“Ese riesgo se reduce si hacemos ejercicio durante al menos 150 minutos por semana, pero no desaparece del todo”, concluye el estudio.