Compartir

Las reservas de petróleo subieron la semana pasada en 2,6 millones de barriles respecto a la semana anterior y alcanzaron los 487,4 millones, informó hoy el Gobierno.

El Departamento de Energía indicó en su informe semanal que las importaciones de petróleo alcanzaron la semana que terminó el 25 de diciembre una media de 7,9 millones de barriles, 566.000 barriles más que la semana precedente.

Tras conocerse la noticia, el precio del barril de petróleo de Texas (WTI) para entrega en febrero bajó un 3,35 % y cerró en 36,60 dólares el barril.

En las últimas cuatro semanas, la media de las importaciones de petróleo crudo se situó en 7,9 millones de barriles, cifra equivalente a un 4,7 % por encima del mismo período de 2014.

Las reservas de gasolina, por su parte, aumentaron la semana pasada en 0,9 millones de barriles, pero se encuentran “en el punto central de la media”, según el informe oficial.

Las reservas de gasóleo para calefacción aumentaron en 1,8 millones de barriles, y se situaron en 153,1 millones de barriles.

La producción de las refinerías del país trabajaron a un 92,6 % de su capacidad instalada, frente al 92,7 % de la semana precedente.

Estas cifras excluyen las Reservas Estratégicas de Petróleo del Gobierno, que se mantuvieron sin cambios en los 695,1 millones de barriles.

El total de reservas de crudo y productos refinados, incluidas las Reservas Estratégicas, alcanzó la pasada semana los 2.000,4 millones de barriles, al mismo nivel que la semana previa.