Compartir

La colombiana Claudia Ximena Orozco, quien acudió este jueves a las autoridades policiales en Cali (Colombia) para confesar que era la organizadora del viaje que se hizo en un 'narcobús' que se estrelló el 14 de agosto pasado en la vía Pifo-Papallacta y que provocó 23 fallecidos, fue liberada porque no existe orden de captura en su contra.

Twitter/ El Telégrafo

“El proceso lo manejan autoridades del país vecino (Ecuador). Hasta ahora no se conocen peticiones judiciales sobre la mujer”, indicó El Tiempo.

Entre lágrimas, Orozco pidió perdón el jueves al entregarse a las autoridades. Durante su presentación confirmó que sí sabía que el bus llevaba estupefacientes. Le pagaban 2 millones de pesos (alrededor de 660 dólares) por ser la “guía turística”.

Durante declaraciones realizadas junto a su abogado, explicó que convocó a los pasajeros del ‘narcobús’ que se accidentó en la vía ecuatoriana Pifo-Papallacta el pasado 14 de agosto y que dejó 23 personas fallecidas y 22 heridos.

Tras investigaciones posteriores, agentes policiales pudieron detectar que el viaje se había ofrecido de manera gratuita a los pasajeros. Esto los hizo sospechar por lo que realizaron una investigación exhaustiva y encontraron droga camuflada en compartimentos localizados en la parte inferior del vehículo siniestrado.

Orozco, quien se presentó utilizadno muletas porque aún tiene rezagos de las heridas sufridas en el accidente, dijo que los viajes eran una forma de lavado de fondos de un político, de quien dijo no tener información.

Tres viajes previos

La mujer reveló que desde 2017 se habían realizado con éxito tres viajes a Ecuador y Bolivia, pero que desconocía que en los vehículos transportaban droga.

Asegura que horas antes del siniestro, cuando ingresaban al departamento colombiano de Huila, una amiga que murió en el accidente le confesó que el bus iba cargado con más de media tonelada de marihuana.

Al enterarse de ilícito, Orozco sugirió a sus vecinos que se regresaran si no se sentían cómodos con los días de espera en Neiva, pero solo una persona decidió volver a Cali.

El defensor de Orozco aseguró que a pesar de su intención de entregarse a las autoridades colombianas, espera que no se haga efectiva su captura hasta que se realice la solicitud de extradición por parte de Ecuador.

Un total de 584 paquetes de marihuana tipo creepy fue lo que se encontró al interior de cuatro caletas dispuestas en el piso del bus de la empresa colombiana Cootrans.

Por este caso, en Colombia, hay seis personas detenidas y en Ecuador se encuentran cinco procesados. (I)

Fuente: El Universo