Compartir

Los hermanos William y Roberto Isaías Dassum aspiran a la recuperación total de sus 195 bienes incautados en 2008 por la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), tras la quiebra de Filanbanco y que significó un perjuicio al Estado de $ 661,5 millones.

El Telégrafo

Para Jorge Zavala Egas, abogado de los hermanos Isaías, la decisión del juez Jhonny Lituma de prohibir la enajenación de los bienes de sus defendidos es el primer paso para que Ecuador devuelva los activos incautados.

Según Jorge Zavala, el juez Lituma en su resolución de prohibir la enajenación de los bienes de sus clientes tomó en cuenta la resolución del Comité de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que en junio de 2016 dictaminó que el Estado violó el derecho de los Isaías a las debidas garantías dentro del proceso de incautación de sus empresas. “Desde que fue notificado el dictamen, en el gobierno de Correa, esos bienes tuvieron que ser devueltos.

El proceso sigue adelante. Ahora, esperaremos el pronunciamiento y el siguiente paso será la búsqueda de un entendimiento en cumplimiento del dictamen de la ONU.

El abogado de la familia Isaías aclaró que “la acción cautelar no tiene la intención de entorpecer ni poner obstáculo alguno a la gestión de la empresa de servicio público Inmobiliar”. Zavala agregó que, “por el contrario, colabora con Inmobiliar evitando que se agrave la situación de condena que recibió Ecuador, luego del dictamen de la ONU y salvando la responsabilidad del actual Gobierno en la indemnización de daños en que incurrió el anterior gobierno”.