Compartir

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Boris Palacios, suspendió este martes, 21 de agosto del 2018, mediante resolución el cobro de la tarifa que recaudan los dueños de los patios de contenedores vacíos a los exportadores, en Guayaquil.

Shutterstock

Además, se determinó el establecimiento de una mesa técnica que revisará los costos, proyectos e inversión que deben realizar estas empresas para mejorar la eficiencia y tiempos de recepción y despacho de los contenedores vacíos. “No buscamos ni queremos que se afecte la competitividad”, aseguró Palacios.

Esto luego de que se reuniera junto con el alcalde del Municipio de Guayaquil, Jaime Nebot, y representantes de los gremios productivo, exportador, industrial, naviero y transportista del país, en el edificio del Gobierno Zonal, en el norte del Puerto Principal.

La comisión estará integrada por el sector público, representado por el Ministerio de Obras Públicas, de Comercio Exterior y el Servicio de Rentas Internas; y por el privado, con los gremios exportador, industrial y transportista. Tendrá un lapso de entre 60 y 90 días para emitir una resolución, que incluirá si existe un valor a cobrar, cuánto y quién sería el responsable.

El cobro de la tarifa arrancó en junio y surgió a raíz de la aprobación de una ordenanza municipal que estableció que los patios debían prestar servicio 24/7; los dueños trasladaron el valor a los exportadores para financiar sus costos operativos. Nebot quiso dejar claro que la Ordenanza Municipal “ni fija ni impone tarifas”. Señaló que si los patios de contenedores vacíos “transparentan y demuestran” que el trabajo nocturno les genera un costo adicional, el sector exportador está dispuesto a pagar la tarifa.

“Lo que nadie está de acuerdo y yo tampoco es que se use este pretexto para cobrar por encima del costo. Es decir, para hacer una utilidad y peor una utilidad abusiva”, dijo. Eduardo Ledesma, presidente de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, respalda la actitud del alcalde de no eliminar la ordenanza municipal, “sino por el contrario, mantenerla y reafirmarla”.

Asegura que la afectación entre junio y diciembre de todo el sector exportador con el cobro de la tarifa sería de USD 15 millones. Para José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, dijo estar satisfecho con la resolución. “Una cosa es buscar la eficiencia y otra es bajo la excusa de esa eficiencia rentabilizar un negocio”, añadió.

A su juicio, los dueños de los patios de contenedores no justificaron las razones por las cuales se cobra la tarifa que, señaló, ha variado en su monto: “Hoy se cobra USD 42 (por contenedor), hace dos semanas fueron 35 y alguna vez se mencionó 50”. El sector transporte, por su parte, pide que se establezca un buen servicio en la recepción y entrega de los contenedores en los patios.

Así lo afirmó el presidente de la Federación de Transportistas del Ecuador, Luis Felipe Vizcaíno. “Es necesario que haya mayor eficiencia, mayor productividad”, añadió que en 2017 transitaron por Guayaquil cerca de 2 millones de contenedores.

Aseguró que entre las propuestas se discutió la posibilidad de que el terminal portuario TPG, que se encuentra al sur de Guayaquil, traslade su sistema informático de administración y eficiencia de tiempos para la organización de contenedores y turnos de los transportistas.

Fuente: El Comercio