Compartir

La política de la cartera de Telecomunicaciones prioriza el acceso universal de la población a las TIC y para ello el sector asegura que se requieren incentivos del Estado.

El Ciudadano

La carga arancelaria es uno de los factores que se requiere superar para universalizar el acceso a telefonía y servicios móviles de internet, según considera el ministro de Telecomunicaciones, Guillermo León.

“El acceso universal de la población a las nuevas tecnologías de la comunicación se restringe en el momento en que, a través de los aranceles, se incrementa el costo de los terminales (teléfonos móviles) desincentivando y desacelerando el acceso a mejor tecnología”, manifestó este miércoles el secretario de Estado, en el evento de presentación de la Visión Estratégica 2018 – 2021 del Sector de las Telecomunicaciones.

En este sentido, el ministro León destacó la necesidad de la articulación de una política pública para favorecer la disminución de cargas arancelarias. Francisco Balarezo, director ejecutivo de la Asociación de Empresas Proveedoras de Servicios de Internet (Aeprovi), manifestó que no es factible que los teléfonos celulares que ingresan al país tengan un impuesto del 15% por consumos especiales, cuando actualmente son insumos básicos de primera necesidad para el desarrollo de la sociedad.

“Se debe hacer una revisión de las cargas tributarias que tienen una afectación. Como industria consideramos que la prioridad es tener accesos a las tecnologías porque eso mueve a la economía y disminuye las brechas digitales, además de mejorarse las oportunidades en el mercado”, manifestó el funcionario.

Con este mismo criterio coincide la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones (Asetel), que considera necesaria una política pública enfocada en eliminar tributos específicos a los servicios públicos de telecomunicaciones como el impuesto a la salida de divisas (ISD), así como el impuesto a los consumos especiales (ICE).

De acuerdo a Asetel, el acceso a los servicios de telecomunicaciones sigue siendo restringido para los segmentos más vulnerables de la población.