Compartir

El jefe de la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia, Jean Arnault, instó hoy a los colombianos a continuar con el proceso de reincorporación de los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz firmado con el Gobierno en noviembre de 2016.

El Telégrafo

“Los alentamos a que continúen con un proceso difícil y lleno de obstáculos y que como lo manifestó el presidente (Iván Duque), es muy frágil”, afirmó Arnault en una declaración conjunta con el jefe de Estado en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

El diplomático agregó que es necesario que exista una “acción coordinada, estrechamente coordinada”, entre todas las agencias estatales frente a los desafíos “que se presentan en el país” con respecto a la implementación del acuerdo de paz.

También pidió que la reincorporación esté más ligada al desarrollo de las comunidades y que cuente con el “apoyo de las autoridades locales y departamentales”.

“Que ese proceso se arraigue más al tejido social y económico del país, también estamos de acuerdo en que a estas alturas es indispensable un esfuerzo para acelerar, consolidar lo que el presidente ha descrito como un proceso frágil”, señaló Arnault.

Afirmó además que si se realiza un esfuerzo mancomunado entre el Gobierno y la comunidad internacional se podrá avanzar para superar los “retos de la reincorporación”.

“Obviamente reitero acá el compromiso profundo que tiene la comunidad internacional con este proceso de paz y el compromiso que tiene en particular con los esfuerzos que se deben hacer y que se están haciendo en relación a una reincorporación duradera a los antiguos combatientes de las FARC”, apostilló.

A su turno, Duque manifestó que su Gobierno está comprometido con seguir “adelante en el proceso de desmovilización, de desarme, de reinserción, de reincorporación de las personas que han estado” en las FARC, “obviamente bajo los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición”.

“Al igual tenemos el compromiso de que llegue la inversión o la presencia del Estado a las regiones que han sido golpeadas por la violencia, yo celebro que el doctor Arnault sea consciente de la fragilidad de recursos con las que muchos de estos compromisos fueron recibidos el 7 de agosto”, añadió.

Asimismo, el jefe de Estado mostró su preocupación porque muchos proyectos productivos que debían contar con más de 10.000 personas del proceso de reincorporación no superan las 100.

“Por eso se tienen que desarrollar esos proyectos con éxito y nuestro deseo es hacerlo, pero tenemos que tener los recursos y la arquitectura institucional para que eso sea exitoso”, añadió.

Es por eso que dijo que aseguró que el Gobierno estará activo “teniendo los diálogos institucionales para que esos procesos avancen”.

Fuente: EFE