Compartir

Esta semana, el presidente de Perú Pedro Pablo Kuscynski afrontó lo más duro de su vida al ser analizado por el Congreso para una destitución. El Mandatario fue relacionado con la empresa brasileña Odebrecht que habría pagado millones de dólares a firmas vinculadas con él hace algunos años.

CNN

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski calificó este miércoles como un “golpe” de Estado la petición de destituirlo por sus lazos con la empresa brasileña Odebrecht, y dijo que defenderá su “capacidad moral” cuando haga sus descargos ante el Congreso.

Odebrecht reveló que abonó casi cinco millones de dólares por asesorías a firmas vinculadas a Kuczynski entre 2004 y 2013.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, pidió disculpas a la ciudadanía por no haber sido cuidadoso con el registro de sus actividades como accionista de la empresa Westfield Capital y comentó que uno de sus errores fue haber esperado “algo distinto” del fujimorismo.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, anunció que enviará una delegación a Perú para observar la situación política después de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski se lo pidiera ante el proceso de destitución que afrontó esta semana.

“Estamos ajustando detalles para el envío de una delegación”, expresó Almagro en una publicación en su cuenta de la red social Twitter, en la cual adjuntó una copia de la carta enviada por el Mandatario peruano.