Compartir

La estrategia del Gobierno para enfrentar la difícil situación de la frontera norte genera cambios en las estructuras y competencias de los ministerios del Interior y de Defensa.

Presidencia

El encuentro, que se desarrolló en el Palacio de Carondelet, se inició a las 11:30 con las bienvenidas a Oswaldo Jarrín y a Mauro Toscanini, como nuevos ministros de Defensa e Interior. El Jefe de Estado comenzó su intervención detallando los perfiles profesionales de los dos secretarios de Estado. En el caso de Jarrín, dijo que es un “militar relevante y un estudioso de los temas castrenses y de seguridad nacional”.

Por eso, anunció que además de estar al frente del Ministerio, liderará la Secretaría de Seguridad del Estado. Esta última entidad es parte del Consejo de Seguridad del Estado, máximo organismo encargado de la seguridad del país. A través de esa Secretaría, Jarrín coordinará las acciones que realizará cada uno de los ministerios a favor de las poblaciones asentadas en el cordón fronterizo con Colombia.

El 2 de mayo el Ministro de Defensa ya adelantó los cambios que se realizarían en torno a las competencias. En una rueda de prensa informó que coordinará las operaciones de Policía, Inteligencia y Gestión de Riesgos. Pero ahora, con esta nueva designación también conocerá los proyectos de desarrollo social que planifican las demás carteras de Estado.

En el Ministerio del Interior habrá otros cambios. El presidente Moreno informó que Toscanini encabezará esa Secretaría de Estado “mientras le damos otra figura”, señaló. La idea es que el Ministerio del Interior sea reemplazado por un Ministerio de Gobierno y Policía, como lo era hasta el 2010.

El secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, dio detalles de estos cambios. “Mauro Toscanini va a pasar del Ministerio del Interior al Ministerio de Gobierno como funcionaba anteriormente”, dijo tras el Gabinete.