Compartir

La Pro forma presupuestaria para el 2019, que envió ayer, miércoles 31 de octubre del 2018, el Ministerio de Finanzas a la Asamblea para su análisis, asciende a USD 31 318 millones, sin incluir el rubro de compra de combustibles.

Twitter

El monto representa un aumento de USD 553 millones en relación al Presupuesto codificado del 2018. Se trata de un aumento del 1,7%.

Con el costo por importación de derivados, el gasto del Gobierno y el pago de amortizaciones de deuda pública llegará a USD 36 159 millones el 2019 y, de esta manera, el gasto sube en casi el 6,6% frente a lo presupuestado este año.

En un comunicado, la Cartera liderada por Richard Martínez reconoció que uno de los retos más importantes en la elaboración de la Pro forma fue la inclusión del pago del aporte del 40% del Estado por pensiones jubilares al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que sumará USD 1 240 millones el próximo año.

El monto reclamado por el ente fue de 2 457 millones para el 2019, lo que obligará al IESS a tomar parte de sus ahorros para cubrir la diferencia y cumplir con las atenciones médicas de sus afiliados.

Para Édison Lima, presidente de la Asamblea de los Jubilados Adultos Mayores, además del monto del 40% el Gobierno también debería comenzar a pagar en el 2019 “por lo menos una parte”, de la deuda con el Seguro Social, por la atención médica a jubilados, amas de casa, personas con discapacidad y con enfermedades catastróficas. Este rubro sumó 3 101 millones hasta a junio pasado.

Además, otra presión para el Fisco será la entrada en vigencia de la Ley Amazónica, que implicará la entrega de recursos por USD 278 millones adicionales para el próximo año.

Finanzas no precisó cómo obtendrá el financiamiento para cubrir estas obligaciones.

De acuerdo con la Pro forma, la recaudación de tributos para el siguiente año aumentará solo en USD 160 millones respecto a lo esperado en el 2018.

Sin embargo, el Fisco prevé nuevos ingresos el 2019 por “otras concesiones”, las cuales suman USD 1 000 millones. El comunicado de Finanzas no dio detalles sobre este rubro.

Días atrás, Santiago Cuesta, consejero del Primer Mandatario, había señalado que el analiza la opción de entregar bajo concesión algunas empresas públicas.

Finanzas también proyecta un aumento de los ingresos petroleros en un 15%, por efecto de un aumento de la producción de crudo y del precio del hidrocarburo.

El Gobierno proyectó un precio de USD 58,29 por barril para el próximo año, es decir USD 16,31 más que el previsto para este año.

Según la Pro forma, el déficit (es decir, el monto que le falta al Fisco para cubrir sus gastos) es de USD 3 655 millones el próximo año; es decir, de 3,2% con relación al PIB.

Esta fue la meta que el Gobierno se planteó en el Plan Prosperidad presentado en agosto pasado. Con estos números, Finanzas apunta a reducir la brecha en relación al 2018, año en que se espera un hueco fiscal de 4 400 millones.

El Gobierno destacó que las medidas de austeridad ayudarán a que los gastos en personal se reduzcan en 1% el próximo año, dándole un trato diferenciado al sector de la salud, educación, policía y bienestar social. El gasto estimado en sueldos para el sector público será de USD 9 498 millones.

Para Mesías Tatamuez, presidente Nacional de la Central de Trabajadores (Cedocut), es importante que la optimización del Estado se enfoque en reducir las plazas de trabajos de funcionarios que ganan sueldos más altos. Además, señaló que es urgente que el Gobierno avance el próximo año en el plan de eliminación y fusión de entidades.

Otra de las metas es la reducción de gastos en bienes y servicios para el mantenimiento del Estado. En el 2019, el Gobierno espera destinar a este rubro USD 2 379 millones, lo que representa una reducción del 14% frente a lo que se espera gastar este año.

No obstante, los gastos en pago de intereses de la deuda pública se incrementarán de forma considerable a USD 3 365 millones, frente a los USD 2 291 millones que, según Finanzas, se pagarán este año.

Entre las previsiones macroeconómicas para el 2019, el Gobierno estima un crecimiento del PIB de 1,43%. Se trata de una tasa mayor a la que el Banco Central del Ecuador estimó para el 2018, de 1,1%.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK