La Corte Suprema de Brasil aplazó hoy el análisis del "habeas corpus" solicitado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para evitar su encarcelamiento una vez agotados los recursos en segunda instancia, pero le concedió un salvoconducto hasta que el órgano retome las discusiones el próximo 4 de abril.

Infobae

El plenario de la máxima corte del país determinó que el exmandatario no podrá ingresar en prisión hasta el juicio del “habeas corpus”, aunque el tribunal de segunda instancia que lo condenó a 12 años de prisión por corrupción rechace el próximo lunes el recurso interpuesto por la defensa.