Compartir

Autoridades y precandidatos de las tres provincias fronterizas norte evitan hablar de temas que son considerados sensibles, detallan que entre las prioridades está la generación de empleo.

El Telégrafo

En la frontera norte del país uno de los temas sensibles para los candidatos es el narcotráfico y la guerrilla. Por esa razón los aspirantes a autoridades de elección popular prefieren enfocarse en otras necesidades de la población.

Pero uno de ellos, Alipio Campoverde, precandidato a Prefecto de Sucumbíos y actual Alcalde de Cuyabeno, es lo contrario. “Así como Pablo Escobar fue senador dos veces y después hizo temblar al país y al mundo; un hombre del campo, campesino y agricultor, así es Alipio Campoverde”, dijo en una entrevista en Tv Cisne. Su postura llamó la atención por lo complejo del tema.

Al respecto, políticos que desempeñaron cargos públicos y otros que tercian por alguno se atrevieron a hablar con EL TELÉGRAFO sin ser identificados, para evitar las represalias. Un precandidato y quien ya fue autoridad en Esmeraldas, aseveró que sí tuvo contacto con representantes de grupos irregulares.

Recordó que se acercaron tres ciudadanos a su oficina. Se identificaron y le plantearon invertir para la campaña del 2019 a cambio de favores. Los rechazó, dijo. “Ellos querían que como autoridad les permita invertir en la línea de frontera”.

Para evitar “problemas”, dijo que la mayoría de candidatos evitan hablar de políticas de seguridad, del narcotráfico y otros males. Por su parte, una alta autoridad de Sucumbíos dijo que en la campaña se evita hablar de políticas de migración, de fronteras abiertas y de acciones de control de combustible, por ejemplo. “Es que allá viven de eso”, puntualizó, al destacar que junto con otras autoridades de la provincia, “sufrimos de que guerrilleros nos traten de comprar”.

Fuente: El Telégrafo – nota original: LINK