Compartir

Dos mujeres dijeron que vieron a varias personas saltando desde los pisos superiores de la torre intentando escapar

EFE

Un residente de la Torre Grenfell estaba viendo la televisión mientras su novia e hija dormían, cuando olió plástico quemado. Pronto vio el humo y el caos.

“Tomé a mi hija y corrimos por las escaleras”, dijo Michael Paramasivan. “La mitad del edificio estaba en llamas cuando salimos. Y se extendió como un reguero de pólvora”.

“(Si me hubiera quedado dormido) estaríamos muertos”, dijo.

El fuego comenzó aproximadamente a la 1:15 de la mañana. Alrededor de 200 bomberos y 40 camiones fueron desplegados para combatir el fuego, mientras los equipos de rescate trataban de evacuar el edificio de 24 pisos en Lancaster West Estate en North Kensington, Londres.

Numerosos testigos relataron que vieron a personas atrapadas en el interior de sus apartamentos, golpeando las ventanas, o pidiendo ayuda con rayos láser y luces.

Tia Abrahams, que vive cerca del edificio, llegó antes que el cuerpo de bomberos.

“Había gente golpeando las ventanas gritando, pidiendo ayuda a gritos. Había incluso niños pequeños golpeando las ventanas”, dijo a CNN. “Eran niños de unos 3 o 4 años, que imagino que no entendían lo que estaba pasando”.

“A medida que avanzaba el fuego, se podían oír los gritos de la gente”, dijo. “Fue horrible”.

Ella no sabía si los niños lograron salir.

Fuente: CNN