Esta semana culmina el plazo para que el Ecuador llegue a un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual significa mantener un programa de ajuste de finanzas públicas y orden fiscal por parte de Ecuador, así como la entrega de recursos de multilaterales. Este hito es necesario también para concretar el canje de bonos con los tenedores producto de la renegociación de la deuda, que justamente mantiene esta condicionalidad y que vence el 1 de septiembre.

fmi-edificio
El FMI acordó realizar los desembolsos antes de finalizar el 2019. Crédito: Shutterstock

Augusto de la Torre, asesor del Consejo Económico del Gobierno, tiene la impresión de que el acuerdo ha demorado porque por un lado no se llega a un acuerdo sobre el ajuste que puede realizar Ecuador, y el que está en la expectativa del FMI: están en un momento de regateo, explicó. El otro tema que retrasó el proceso fue la decisión por parte de la Corte Constitucional acerca del anticipo del impuesto a la renta que el Gobierno decretó para aquellas empresas que hayan tenido ganancias mayores a $5 millones, en el primer semestre del 2020.

Para De la Torre, en el tema del ajuste, el país y la misión técnica del FMI, encabezada desde el 27 de julio por Ceyda Oner, podrían haber llegado a un impasse (falta de acuerdo), que debería ser zanjado elevándolo de nivel, al director del Hemisferio Occidental o incluso a la propia gerenta directora del FMI.

El consejero también comentó que fue muy desafortunada la decisión de la Corte Constitucional, porque le impide al país bajar el déficit del 2020. Es que de acuerdo con De la Torre, uno de los puntos más importantes que se deben estar discutiendo con el FMI es el monto de un déficit aceptable. Esta cifra puede ser complicada de obtener, pues debe haber un balance entre que no sea un déficit descontrolado, pero que tampoco genere una caída más abrupta de la economía en el país. El otro tema importante es cómo puede hacer el Gobierno para allanar el camino para que el siguiente Gobierno continúe honrando los compromisos que ahora se están adquiriendo.

Entre tanto, Ecuador ha recibido durante el tiempo de pandemia varios créditos de multilaterales, encaminados a hacer frente a la pandemia. El Ministerio de Economía y Finanzas informó el domingo que dichos créditos, con plazos que varían de 5 hasta 28 años y tasas de entre 1,05 % y 2,12 %, llegan hasta casi $2000 millones.

El ministerio informó que hasta junio del 2020 los organismos habían entregado al país $1806,7 millones y durante julio llegaron desembolsos por $103,3 millones de la CAF, $83,8 millones del BID. De acuerdo con el ministerio, Ecuador es un país que tiene credibilidad porque ha sabido actuar de manera responsable, honesta y transparente. Por ello, la comunidad financiera internacional continúa apoyando el programa económico del Gobierno Nacional a través de la entrega de recursos que permitirán al país resistir la crisis, reactivarse y recuperarse económicamente.

De acuerdo con una tabla de cifras difundida por Finanzas, hasta el momento el FMI entregó $643 millones, el Banco Mundial $558, la CAF $403,3, y el BID $389 millones.

Nota Original: El Universo – LINK