Compartir

Tres días han transcurrido desde que Wilson David Illaquiche Gavilanes, cabo segundo del Ejército Ecuatoriano fue visto por última vez en un bar sin nombre situado en la cabecera parroquial de Tobar Donoso, al noroccidente de Carchi, en la frontera con Colombia.

EFE

Según consta en el informe policial, el pasado sábado 12 de mayo durante el paso de lista del personal que permanece en el destacamento del lugar, que consta de 50 militares y dos policías, el oficial a cargo detectó que algunos de sus hombres se encontraban con aliento a licor por lo que tras las recomendaciones del caso fueron enviados a descansar a excepción del personal que realiza la guardia. No obstante, cuatro uniformados decidieron volver al pueblo con el fin de continuar libando en un bar de la localidad, situación que el personal de guardia comunicó al Capitán a cargo del pelotón alrededor de las 23:00.

De inmediato, el oficial fue al pueblo acompañado de un equipo militar con el fin de encontrar a sus hombres para llevarlos de regreso a la dependencia, hallando únicamente a tres de ellos quienes  en ese momento estaban preocupados preguntando por su amigo al que minutos antes habían visto salir con una mujer, pero no regresó. La búsqueda se realizó por toda la parroquia, pero no lo encontraron.

Al día siguiente

El domingo 13 de mayo, cerca de las 07:30 al paso de la lista no constaba Wilson Illaquiche por lo que nuevamente un equipo militar bajó al pueblo para buscarlo. Segundo B., dueño del bar fue entrevistado y aseguró que observó a los militares libando en su local, pero que alrededor de las 22:00 se fue a descansar sin saber qué más sucedió.

Una mujer identificada como Flor N. de nacionalidad extranjera también fue abordada por ser la administradora del bar, pero refirió que no se había percatado de nada fuera de lo común y que solo había visto a los militares ingiriendo licor. Incluso la propietaria de un billar adjunto también fue interrogada, sin embargo Gloria G., sostuvo no conocer nada de lo acontecido.

Lo buscan

Personal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Extorsión y Secuestro (Dinased) arribó al sitio para iniciar con la búsqueda especializada del uniformado. Hasta el cierre de esta edición se conoció que el hombre aún no había sido encontrado, por lo que las operaciones de búsqueda se mantienen.

Fuente: La Hora