La mañana de este domingo 8 de diciembre, una joven de 24 años habría muerto en manos de su exconviviente en su morada en Guayaquil; el agresor confesó el crimen que, aparentemente, se trataría de un "problema de celos".

En Ecuador, los niveles de femicidio siguen en aumento cada año, según las estadísticas. Imagen Referencial: ShutterStock

El femicidio de una joven, de 24 años, causó conmoción la mañana de este domingo 8 de diciembre entre los vecinos del Suburbio Oeste de Guayaquil.

La víctima, identificada como Selena Guerrero Torres, murió en su cama a causa de múltiples heridas cortopunzantes en el cuerpo; entre 12 y 15 heridas de arma blanca, según informó Criminalística de la Policía.

Los agentes señalaron que el caso se trataría de un femicidio. Un hombre identificado como Marco Vicente B., de 35 años, exconviviente de la víctima y conocido en el sector con el alias de ‘Negro Marcos’, acudió sobre las 08:30 a una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) cercana a la vivienda a confesar el crimen.

“El ciudadano se acercó a un UPC a confesar el caso, al llegar encontramos el cuerpo sin vida de una mujer de aproximadamente 24 años, tendido sobre la cama. Al parecer se trata de un problema de celos“, indicó el mayor Juan Espín, jefe de operaciones del Distrito Portete de la Policía Nacional.

“Se realizó el levantamiento de los indicios asociativos a este hecho, un arma blanca tipo cuchillo y dos teléfonos celulares, suponemos que de la víctima y del victimario“, señaló en capitán Paúl Erazo, del laboratorio de Criminalística de la Policía.

El cuchillo fue encontrado en el área de la cocina, fuera de la escena primaria del asesinato. La víctima deja en la orfandad a dos menores de edad, quienes según familiares de la joven se encontraban a una cuadra del lugar, en la casa de la abuela materna.

Fuente: El Comercio – Nota Original: LINK