Compartir

En Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, Víctor Hugo Villacrés, exdirector del IESS y analista económico, se refirió al programa que el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, anunció para aplicar en el Gobierno de Lenín Moreno y sobre el cuál se estudia la perspectiva de crecimiento

Shutterstock

Víctor Hugo Villacrés, analista económico, dijo que llama la atención el diálogo que existe entre la prensa y el frente económico ya que esto muestra transparencia con respecto a lo que sería el manejo financiero de los próximos años. Esto permite que exista comunicación, a través de la prensa y de las autoridades económicas. De igual manera, el experto consideró que esto logrará que ya no existan especulaciones por parte de ciertos analistas.

Afirmó que cada ministro tiene una manera distinta de manejarse y aseguró que el discurso de Carlos de la Torre fue bastante académico y permitió una conversación para que se pueda entender de mejor manera qué es lo que sucede con la economía ecuatoriana. En el conversatorio con el Ministro, Villacrés dijo que se habló de un déficit fiscal de alrededor del 5,5% “que implica que en efecto poco a poco el Presupuesto General del Estado ha ido generando más gastos que ingresos”.

Uno de los escenarios que planteó es la optimización del tamaño del Estado, que – a criterio de Villacrés- el Gobierno ha dado indicativos para que esto se produzca, como la eliminación de ministerios o secretarías de Estado que ya no son necesarias.

En el 2007, aseveró Villacrés, la situación del país era diferente y se tomaron medidas distintas con poca inversión en el sector público y social y era necesaria la construcción de infraestructura, pero ahora ya no es similar y  se busca que el sector privado sea el dinamizador de la economía “porque es el generador del 80% de las fuentes de trabajo”. Indicó que el reto es cambiar la matriz a productos manufacturados.

Para mantener la dolarización en el país, según Villacrés, todos los actores de la economía desempeñan un rol significativo. Cree que para mejorar es necesario que exista diálogo entre el sector privado y público pero que no solamente sea un decálogo de pedidos, sino que exista la posibilidad de escuchar y cumplir con el rol de cada uno en la economía.