Compartir

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidió hoy lunes, 9 de octubre del 2017, al presidente de la región de Cataluña, Carles Puigdemont, que no haga una declaración unilateral de independencia este martes cuando comparezca en el Parlamento de esta comunidad.

El Telégrafo

En una comparecencia institucional Colau reclamó a Puigdemont y al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, “que no tomen ninguna decisión que pueda dinamitar la posibilidad de un espacio de diálogo” y actúen “con la cabeza fría y con responsabilidad”.

Las palabras de Colau, que dirige el Municipio de Barcelona al frente de una coalición de izquierdas, llegan a veinticuatro horas de la comparecencia en el Parlamento regional de Puigdemont, en la que se hablará de los resultados del referéndum ilegal del 1 de octubre.

La hipótesis de que se haga una declaración unilateral de independencia está presente y llevó hoy a Colau a plantear a Puigdemont la necesidad de retirarla. Además, la alcaldesa exigió a Rajoy que no aplique el artículo 155 de la Constitución, que supondría que el Estado central asume directamente competencias y funciones de la autonomía catalana.

“Este es el acto más valiente que pueden hacer ahora”, dijo la alcaldesa a Rajoy y a Puigdemont. Se refirió al referéndum ilegal del 1 de octubre como un “acto de soberanía popular” que marca “un antes y un después en la política catalana” y “una ventana de oportunidad para el diálogo”, pero subrayó que los resultados de esa votación “no pueden ser un aval para proclamar la independencia”.

A Puigdemont la Alcaldesa le reclamó que piense en el conjunto de Cataluña y no se precipite para no poner en peligro la cohesión social y a Rajoy que “escuche a la ciudadanía” que “no quiere más tensión”, por lo que plantea la retirada de los miles de agentes desplazados de forma excepcional a Cataluña.

Fuente: El Comercio