Compartir

Cuando estás emprendiendo, tienes una visión clara de lo que quieres ofrecer. Sin embargo, en ocasiones puedes olvidarte de un aspecto que es uno de los más importantes: elegir el nombre de tu producto.

Shutterstock