El Gobierno turco informó que un coche bomba atribuido a las milicias ‘kurdosirias’ ha matado a 17 personas y ha dejado más de 20 heridos cerca de la ciudad siria de Ras al Ain, fronteriza con Turquía y controlada por milicias aliadas de Ankara.

Actualmente las tropas turcas, junto a milicias árabes aliadas, controlan el sector. Créditos: EFE

“Un coche bomba detonado en Tel Halef, al oeste de Ras al Ain, ha causado la muerte de 17 personas y ha dejado heridas a más de 20″, indicó el Ministerio de Defensa turco en un tuit.

Ras al Ain es una de las ciudades tomadas por las fuerzas turcas en la ofensiva lanzada el pasado 9 de octubre contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), calificadas de “terroristas” por Ankara, pese a ser el principal aliado de Washington en su lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

Turquía considera a las YPG terroristas por sus vínculos con la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), activa en territorio turco y considerado terrorista también por EE.UU. y la Unión Europea (UE).

Actualmente las tropas turcas, junto a milicias árabes aliadas, controlan un centenar de kilómetros de esta franja, entre las ciudades sirias de Tal Abiad y Ras al Ain.

Por el momento, el Ejército de Turquía no tiene intención de avanzar en el noreste de Siria y tomar bajo su control un área de 30 kilómetros de ancho desde el río Éufrates hasta la frontera con Irak, tal como planeaba inicialmente, según aseguraron hoy fuentes de Defensa a medios turcos.

Fuente: EFE – Aliado estratégico FmMundo