Compartir

La también Ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda espera que a finales de noviembre se tenga una respuesta por parte de la Corte Constitucional sobre la viabilidad para el referéndum.

El Telégrafo

Hace un mes, el presidente Lenín Moreno, mediante Decreto Ejecutivo 176, designó a la titular del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, María Alejandra Vicuña, como vicepresidenta encargada. A ella le pidió que impulsara la consulta popular, la principal apuesta política del régimen.

El encargo tuvo como fundamento el artículo 150 de la Constitución, que establece que, en caso de ausencia temporal de quien ejerza la Vicepresidencia, será reemplazado por un ministro designado por el Jefe de Estado.

La decisión fue tomada luego de que el segundo mandatario titular, Jorge G., se entregara a la justicia el pasado 2 de octubre. Ese día Miguel Jurado, juez de la Corte Nacional de Justicia, aceptó la solicitud de medidas cautelares planteadas por el fiscal Carlos Baca Mancheno, con base en nuevos indicios hallados en la investigación por supuesta asociación ilícita en el caso Odebrecht.

La designación de Vicuña ha sido cuestionada por asambleístas del ala correísta, incluso por el mismo Glas, quien aduce que se encuentra de vacaciones, por lo que no ha dejado vacante la Vicepresidencia.