Corea del Norte realizó una nueva prueba de armas donde se lanzaron proyectiles de corto alcance de inspiración soviética, para alertar a EE.UU.

proyectil
Imagen referencial de proyectiles. Crédito: Shutterstock

Corea del Norte realizó este sábado 4 de mayo, una nueva prueba de armas que incrementa en otro grado más su presión para que EE.UU. modifique su postura en las negociaciones sobre desnuclearización, las cuales se antojan cada vez más comprometidas por los gestos de Pionyang.

Los Jefes del Estado Mayor surcoreano dieron la alerta informando primero del lanzamiento de un misil, rectificaron después mencionando varios misiles y finalmente modificaron su evaluación estimando que se trata de “proyectiles de corto alcance“, lo que en principio rebaja la gravedad del ensayo de armas norcoreano.

El lugar elegido para la prueba, la península de Hodo (unos 15 kilómetros al noreste de la ciudad portuaria oriental de Wonsan), no indicaba en principio nada bueno, ya que ha sido escenario de 20 pruebas (la última de ellas el 3 de marzo de 2015) del misil Hwasong-11, un proyectil de corto alcance de inspiración soviética.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM Mundo