Compartir

Inty Muenala es un artista otavaleño de 39 años que gracias a sus raíces culturales y su diversa preparación artística ha logrado afianzarse con su arte en las galerías de los Estados Unidos. Sus obras se caracterizan por tener una visión social y cultural, y sus cuadros llevan un mensaje de armonía y de interculturalidad.

Agencia Andes

El próximo 7 de junio, Muenala inaugura una muestra individual de 50 obras trabajadas en diversas técnicas, incluyendo la pintura, los objetos, el video arte y la  instalación. La exhibición se inaugurará en la Galería de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Sede Chicago y cuenta con el apoyo del Consulado de Ecuador en Chicago. Estará abierta hasta el 30 de junio.

En esta ocasión retrata la migración que hace más de 100 años realizan los otavaleños a otros países del mundo y la forma en la que estas comunidades indígenas han logrado mantener su identidad a pesar de encontrarse lejos de su país.

En una entrevista telefónica, el artista dijo a Andes que “es interesante ver todos esos procesos de adaptación y de mantener la identidad a pesar de la distancia”. Destacó además que las comunidades otavaleñas que viven en Estados Unidos son embajadores del país porque comparten sus costumbres con gente de todo el mundo, que se interesa por saber más de la cultura ecuatoriana.

“Estoy tratando de trasmitir otro tipo de lenguajes en el arte. Nosotros los pueblos indígenas hemos tenido unos lenguajes que lamentablemente la sociedad  occidental los ha calificado de arte menor (…) Trato de manifestarme en los lenguajes que tenemos como indígenas y ponerlo en el ámbito contemporáneo. Así se amplía más el concepto y se dinamiza para todos”, aseguró Muenala.

Su arte, como voz de los pueblos ancestrales, ha sido sentida en diferentes rincones del mundo Europa y Estados Unidos. Incluso ha dejado su huella cultural a través de intervenciones apoyadas por la Organización de Naciones Unidas (ONU). A estas intervenciones las llama Ritual Art que consiste en realizar una suerte de performance en las que muestra algo de la cultura ecuatoriana a través del arte.

Uno de sus proyectos más famosos es Mishky Way que trata sobre el dualismo que existe entre el kichwa (Mishky) un idioma nativo del Ecuador y el inglés (Way) un idioma colonizador. Así abordo el dualismo entre lo espiritual-material, la fusión entre lo específico y lo simbólico, entre otros conceptos.

Otro de los temas que abordó a través de sus obras es el agua como sustento de vida. “Los pueblos indígenas  siempre tenemos presentes a los elementos como el agua, la tierra, el aire, siempre valoramos estos recursos porque queremos que persistan para las próximas generaciones”, aseguró el artista.

También realizó un ritual que simbolizaba el Muchuc Nina o inicio del nuevo año indígena  (el pasado 22 de marzo) en el que inicia la época del florecimiento y se celebra todo lo que brinda el agua al ser humano.

En otra ocasión, representó una pambamesa en una muestra en Nueva York, organizada por las Naciones Unidas. Una pambamesa es una gran mesa en la que los indígenas sirven los alimentos de la tierra como el maíz, las papas y otros granos para luego compartirlos entre todos.  Para el montaje de sus obras siempre ha recurrido a los elementos de la naturaleza y a los sentidos que despierta la cultura otavaleña.

Muenala realizó sus estudios en la Facultad de Artes de la Universidad Central y la Liga de Arte, de Nueva York, pero el conocimiento heredado por su padre y abuelo también formaron su arte. Su primera muestra la realizó en Bergerac, Francia, en 1999. Desde entonces su obra ha hecho escala en países como Rusia, Italia y Estados Unidos.