Compartir

Exigir acciones concretas por parte de las autoridades es el objetivo de los familiares de personas desparecidas que se congregaron la tarde de este sábado para protagonizar una marcha pacífica.

El Telégrafo

Desde las 14:30, amigos y seres queridos de personas desparecidas llegaron al parque El Arbolito, punto de partida de una movilización bajo la consigna de exigir que se aceleren las acciones de búsqueda, especialmente en los casos que se encuentran estancados, a decir Telmo Pacheco, presidente de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas (Asfadec).

Algunos de los caminantes llevaron fotos y otros recorrieron las senda con enormes rótulos bajo leyendas como “La espera es larga, pero te seguimos buscando”, “Procesos más rápidos”, “Queremos justicia, exigimos verdad por nuestros familiares”, “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”… Pacheco llevó un cartel con la frase ‘Ayúdanos a encontrarlo’, solo que en lugar de la imagen de una persona desaparecida se colocó un espejo y abajo se escribió ‘Podrías ser tú. El dirigente indicó otro problema en torno a los casos en el Ecuador. Aseguró que no existen cifras reales por parte de la Fiscalía General del Estado. Advirtió que tampoco hay personal debidamente capacitado para esclarecer estos casos. De ahí que muchas veces se estancan.

La marcha también fue dirigida a los miembros de la Comisión Ocasional de Personas Desaparecidas que se encuentra en la Asamblea Nacional. Los machistas aseguraron que han acudido hasta el Legislativo para pedir que apoyen en sus demandas, pero señalaron que no hay respuesta. Pacheco dijo que demandan que se modifique el Código Órganico Integral Penal (COIP) para que se tipifique como delito a la desaparición involuntaria. Jazmín Montenegro, hermana de Michelle Montenegro, maestra desaparecida hace seis semanas, cuestionó que en este tiempo se han asignado dos fiscales, lo que demuestra que existe poca diligencia para localizar a su hermana. La última diligencia que cumplió el Ministerio Público consistió en un rastreo en una quebrada de la autopista General Rumiñahui. También llegó María de Lourdes Mejía, madre de María Fernanda Guerrero, desaparecida en enero de 2015.

Ella es presidenta de Desendor, organismo por la misma causa, acudió para manifestar su inconformidad, puesto que fueron eliminadas dos Unidades de Desaparecidos de la Fiscalía General. En una de ellas se encontraba el expediente de su hija por lo que ahora tendrá que esperar a que sea sorteado un nuevo agente investigador. Alexandra Córdova, madre de David Romo, desaparecido en mayo de 2013, acudió para mencionar que no existe una agilidad en los trámites. Añadió que cada vez se conocen más casos. Reiteró que por el caso de su hijo, la Policía y la Fiscalía se mantienen con información reservada para ella. Al acto también acudieron los familiares de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, miembros del equipo periodístico de Diario El Comercio, que fueron secuestrados por disidentes de las FARC. Así como parientes de Óscar Villacís y Katty Vanessa Velasco, quienes fueron asesinados en las mismas condiciones. Los manifestantes se trasladaron desde El Arbolito hasta la Plaza Grande; se ubicaron al frente del Palacio de Carondelet, en donde gritaron con altavoces sus consignas: “Los queremos de vuelta”.

Fuente: El Telégrafo