Compartir

Cerca de las 17:40 de ayer lunes 13 de noviembre, la asambleísta de Alianza País (AP), Gabriela Rivadeneira, llegó hasta el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) para presentar una denuncia en contra de los tres jueces de Garantías Penales que dejaron sin efecto la destitución de Lenín Moreno como presidente de Alianza País, el pasado 1 de noviembre.

Asamblea Nacional

La denuncia fue planteada por una supuesta arrogación de funciones. “Es el Tribunal Contencioso Electoral quien resuelve los litigios internos de toda organización política”, señaló Rivadeneira.

Los magistrados del Tribunal de Garantías Penales, en cambio, consideraron que existió una violación al debido proceso y emitieron dos medidas cautelares: disponer al Consejo Nacional Electoral que no proceda a inscribir ningún nombramiento como presidente de Alianza País y cesar los efectos que se puedan derivar de la resolución de la Dirección Nacional del movimiento.

Rivadeneira fue enfática en mencionar que no fueron dos ni tres los militantes que resolvieron retirar la dignidad de presidente del movimiento al Primer Mandatario, sino que fueron las dos terceras partes de la Dirección Nacional de Alianza País (22 de 32), quienes con base en la disposición novena de su estatuto tomaron esa decisión.

El TCE tendría un plazo de hasta 30 días para pronunciarse respecto al litigio que se vive a la interna de País. Rivadeneira aseguró que tras lo resuelto por la Dirección Nacional, se encargará la presidencia del movimiento al primer vicepresidente: Ricardo Patiño.

Fuente: El Comercio