Compartir

Las acciones de la Fiscalía en torno al caso Odebrecht en Ecuador tuvo las primeras reacciones de los mandatarios, quienes ayer se encontraban en la ciudad de Babahoyo participando en el primer gabinete itinerante del nuevo gobierno.

Cerca del mediodía el Jefe de Estado, Lenín Moreno ofreció declaraciones a la prensa, respecto de los operativos en tres ciudades y la actuación de la Justicia.

Aprovechó para pedir a sus ministros y funcionarios a tener mucho cuidado para no caer en actos de corrupción. “Debemos ser excesivamente escrupulosos con los recursos públicos” exigió Moreno, en la unidad del Milenio Eugenio Espejo de la capital fluminense.

Advirtió que no solo se trata de no dejarse corromper, sino también de tener cuidado. “Como ustedes conocen el Fiscal (Carlos Baca Mancheno) dio a conocer la lista de Odebrecht, la empresa corrupta y corruptora, que en Ecuador hizo de las suyas”. Para estas acciones, insistió, el Ejecutivo le dio toda la ayuda a la Fiscalía de la Nación, en cumplimiento con lo ofrecido en campaña, que es el de “una lucha frontal contra la corrupción”.

Para el Jefe de Estado, la mejor forma de tener independencia de funciones es brindar todas las facilidades como lo ha hecho el Gobierno con la Fiscalía. Minutos antes, el vicepresidente de la República, Jorge Glas, también formuló declaraciones sobre el tema, ante medios de comunicación que acudieron al gabinete. Tras señalar que este es un momento en que la Justicia debe investigar todo a profundidad, enfatizó que “nadie está por encima de la ley, en nuestra revolución ciudadana”.

Además garantizó la independencia de funciones y que estas acciones adoptadas tienen todo el respaldo del Gobierno Nacional. “Es momento que se clarifiquen hechos presuntamente oscuros por parte de determinados ciudadanos, que la justicia investigue y actúe”. Incluso dijo, que según los datos, existe un familiar suyo sujeto a investigaciones, sin embargo, ratificó la voluntad de que se investigue todo.

Fuente: El Telégrafo