Compartir

Hospitales británicos fueron afectados por un ciberataque "a gran escala" este viernes que obligó a cancelar operaciones y a desviar la ruta de algunas ambulancias.

Trabajadores de salud reportaron que fueron sacados del sistema de sus computadoras y que aparecieron mensajes en los que se exigía un pago para volver a tener acceso. El Servicio de Salud (NHS) de Inglaterra describió el incidente como un ataque de ransomware, una modalidad de software malicioso.

Al menos 16 organizaciones conectadas al NHS en Inglaterra reportaron haber sido afectadas. “La investigación está en una etapa inicial, pero creemos que se trata de una variante del malware Wanna Decryptor”, dijo el NHS en un comunicado.

“En este momento no tenemos evidencia de que se haya tenido acceso a datos de pacientes. Continuaremos trabajando con las organizaciones afectadas para confirmarlo”.

Más temprano, el gobierno español dijo que un gran número de organizaciones habían sido afectadas por un ataque similar, entre ellas la gigante de telecomunicaciones Telefónica.

NHS Digital, rama tecnológica del Departamento de Salud, dijo que estaba colaborando con el Centro Nacional de Ciberseguridad del gobierno, el Departamento de Salud y el NHS de Inglaterra para ayudar a las organizaciones afectadas “a manejar el incidente rápidamente y de forma decisiva”. Dijo que el ataque no estaba dirigido específicamente al NHS.

Barts Health NHS Trust, que opera el NHS, dijo en su sitio web que estaba “experimentando una gran interrupción informática y hay retrasos en todos nuestros hospitales”.

Los hospitales de NHS reportaron los problemas en su sitio web.
Tuvo que cancelar citas de rutina y algunas ambulancias fueron desviadas a otros hospitales, dijo Barts.