Jorge Wated, presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, informó que durante la emergencia sanitaria por covid-19 en el país, las aportaciones al Instituto alcanzan una cifra aproximada de USD 30 millones, más otros pagos, sumaría un valor cercano a los USD 50 millones. Aseguró que la entidad “no puede seguir del tamaño que está” y que este viernes se espera un plan de optimización a través de la Dirección General y el “equipo de trabajo”.

Crédito: Twitter Jorge Wated.

El presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Jorge Wated, explicó en NotiMundo Estelar que la entidad continúa colaborando con información a Fiscalía General para la investigación de casos de presunto sobreprecio en la compra de insumos médicos, y que al momento, siete funcionarios han sido destituidos de sus cargos, y cuatro han sido detenidos. Wated afirmó que “hay 14 hospitales” que tendrán que “ir tomando las resoluciones” en función de la información entregada.

Además, el funcionario resaltó que, a pesar de los problemas legales que enfrenta el Instituto, “la operación continúa” y que la adquisición de nuevos insumos médicos se realiza “a través de diferentes mecanismos” como el de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, que han realizado “una compra masiva” a 25 países, y han otorgado un cupo al Ecuador, en función a un convenio y  adquiriendo “a costo los insumos”. Wated añadió que se está “cuantificando la deuda” que tiene el Estado con el IESS, y que se busca mecanismos de pago que permitan mantener la “sostenibilidad” de la entidad “en el tiempo”.

Escucha la entrevista aquí: