En NotiMundo a la Carta, el asambleísta, Héctor Muñoz, y el expresidente del Tribunal Supremo Electoral, Medardo Oleas, debatieron sobre la posible reestructuración bicameral del Legislativo, con una reforma parcial constitucional.

medardo-oleas-asamblea
Medardo Oleas, expresidente Tribunal Supremo Electoral, subrayó que es prioridad nacional reformar el Código de la Democracia antes de los comicios del próximo 2021. NotiMundo . Derechos Reservados

La Corte Constitucional (CC) calificó el pedido de reforma parcial a la Constitución para eliminar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y trasladar sus competencias al Legislativo, a través de un sistema bicameral. Ahora, se tendrá que recolectar las firmas equivalentes al 1% del padrón electoral, para que el proyecto pase a debate en la Asamblea Nacional.

Lee también: El camino para eliminar el CPCCS inicia tras aprobación de la Corte Constitucional

Según el asambleísta por el movimiento SUMA, Héctor Muñoz, existe un mecanismo que podría haber acelerado el proceso; pues si la propuesta habría salido de la misma Asamblea, no se hubiera necesitado la recolección de firmas. “Este proceso hubiera sido más rápido y expedito“.

Sin embargo, para el expresidente del Tribunal Supremo Electoral, Medardo Oleas, el proceso de reforma es largo de cualquier manera, ya que para lograr el objetivo, se requieren dos debates legislativos y un referéndum ratificatorio.

Además, explicó Oleas, el propósito de la reforma no es únicamente la eliminación del CPCCS, sino también la reestructuracción del Legislativo en un sistema bicameral que afiance la democracia. “La Asamblea ahora no funciona; necesitamos una cámara de legisladores que se dediquen a legislar y una de senadores que designen autoridades y hagan control político“, subrayó.

Por orto lato, el asambleísta Muñoz recordó que la propuesta de reforma no fue aprobada en su totalidad por la CC, pues se habría pretendido, inconstitucionalmente, reformular los requisitos para poder ser parte del Legislativo.

Por ejemplo, se propuso que para formar parte del organismo, se requiera contar con un título profesional; lo que fue interpretado por la Corte como una restricción de derechos.

Por este motivo, Oleas recalcó que es necesario que esta propuesta vaya acompañada de las reformas al Código de la Democracia, para poder “profesionalizar a la política“. “No solo pedimos que se tenga un título universitario, sino que, además, sea en carreras afines a la función de un legislador“.

Escucha la entrevista aquí: