Unas 16 personas privadas de la libertad se recuperan de síntomas agudos que presentaron por una presunta intoxicación alimentaria.

ppl-ecuador
90 PPL serán reubicados para desarmar redes delictivas de las penitenciarias. Crédito: Shutterstock

Ellos se encuentran en el Centro de Rehabilitación Social de Ibarra, en la provincia Imbabura. A estos pacientes se les suministró hidratación parenteral, antibióticos y se aplicaron medidas de aislamiento digestivo.

“En la parte clínica se logró controlar el brote”, dijo Gonzalo Jaramillo, coordinador zonal del Ministerio de Salud. El viernes 24 de mayo del 2019, se acondicionaron tres espacios en el interior de este centro carcelario para que médicos y enfermeras atiendan a las personas que presentaban estos síntomas, señaló Jaramillo. Cinco equipos de salud revisaron a otros 188 internos quienes presentaron síntomas leves como dolores abdominales.

En total se observaron a 204 pacientes. No fue necesario trasladar a ningún interno hasta una casa de salud. Se esperan los resultados de muestras recolectadas a los alimentos y a los internos para determinar la causa de esta intoxicación.

Esta tarea se encuentra a cargo de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria. El Ministerio de Salud también entregó cloro para la limpieza en la cocina, baños y lugares de concentración de la población carcelaria.

Además, dejó recomendaciones para que se tomen en cuenta en el ingreso de personas y en la preparación de alimentos. En centro carcelario están recluidos 752 personas.

Fuente: El Comercio, nota original: LINK