Compartir

Autoridades ecuatorianas y colombianas realizan investigaciones a fin de determinar a los responsables del ataque armado perpetrado el sábado 12 de enero contra una patrulla policial en un sector fronterizo de Sucumbíos, que dejó como resultado un gendarme fallecido y otros dos heridos.

El Telégrafo

La ministra del Interior, María Paula Romo, aseguró, a través de su cuenta de Twitter, que se trabaja para identificar a los culpables de estos actos de violencia. Mientras, el comandante general de la Policía, general Nelson Villegas, envió sus condolencias a la familia del uniformado asesinado. “Un sincero sentimiento de pesar ante el fallecimiento de nuestro amigo y compañero, quien ofrendó su vida al salvaguardar la seguridad de los ecuatorianos”, escribió.

Según reportes de la Policía, el hecho se produjo en la madrugada del sábado cuando unos 15 individuos fuertemente armados abrieron fuego contra los tres policías que realizan controles antinarcóticos en el sector del recinto Puerto Mestanza, de la parroquia General Farfán, fronteriza con Colombia.

El sargento César Vinicio Topón murió en el cruce de balas, mientras que sus compañeros, el cabo Diego Patricio Villalba y el policía Cristian Eduardo Quintana Proaño, resultaron heridos y fueron trasladados al hospital Marco Vinicio Iza de la ciudad de Nueva Loja, donde se recuperan de las heridas recibidas.

Tras cometer el crimen, los delincuentes huyeron a bordo de una camioneta y una moto con dirección presumiblemente a Colombia. Unidades del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional acudieron al sitio del enfrentamiento con la finalidad de brindar apoyo a los agentes de la Dinased que iniciaron las investigaciones.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK