Compartir

Aunque el Cabildo logró frenar una paralización parcial del servicio ayer, 4 de julio de 2017, aún no se ha logrado un acuerdo político para fijar el nuevo valor ni se han establecido plazos para ello.

El Telégrafo

El debate para la revisión de la tarifa del transporte en Quito cayó en punto muerto. Aunque el Cabildo logró frenar una paralización parcial del servicio ayer, 4 de julio de 2017, aún no se ha logrado un acuerdo político para fijar el nuevo valor ni se han establecido plazos para ello.

El Municipio propone USD 0,30, pero los transportistas insisten en un aumento mayor, entre USD 0,34 y 0,38. Además, al menos 11 de los 21 concejales no están de acuerdo con aprobar el alza de 5 centavos, a través del proyecto de ordenanza para establecer una política tarifaria en la ciudad, elaborada por la Secretaría de Movilidad, con base en los resultados de una consultoría.

El estudio lo hizo la firma GSD Plus que, según el experto en movilidad César Arias, tiene experiencia en el tema. Él considera que técnicamente es hora de incrementar el pasaje en la ciudad, considerando que en otras -como Guayaquil y Loja- ya subió y que las condiciones del servicio en Quito son más difíciles si se toman en cuenta temas geográficos, en el primer caso, y de distancias, en el segundo.

Fuente: El Comercio