La reactivación económica y la lucha contra las bandas internacionales de narcotráfico entran en la esfera de la política internacional ecuatoriana. Los esfuerzos que se hacen desde el Ejecutivo para entrar en los mercados internacionales van de la mano con la diplomacia que pretende mantener el Régimen, con una posición neutral ante la ideología de los posibles socios. ¿Cuáles son las prioridades de la política exterior ecuatoriana en 2022?

Notimundo

Para Benjamín Ortiz, exministro de Relaciones Exteriores, el giro que se ha dado en este campo es sustancial, respecto a las medidas de la década pasada, donde el país estuvo comprometido, sobretodo, en asuntos ideológicos. Por ello, la priorización del actual régimen en una sólida política comercial es muy destacable.

En el programa Decisiones con Jorge Ortiz,  el excanciller señaló que no se puede descuidar el aspecto diplomático, como en el caso de las relaciones con China, donde es conocido el irrespeto a ciertas libertades y derechos de la población, sobretodo de las minorías.

En este aspecto, el embajador ecuatoriano en ese país, Carlos Larrea, manifestó que China aglutina el mayor número de consumidores del mundo, y por ello el interés del presidente Guillermo Lasso para fortalecer las relaciones.

Al ser Ecuador un país soberano, dijo Larrea, mantiene una apertura no solo hacia el gigante asiático, sino hacia el resto del mundo. “La política internacional tiene que observar el balance y contexto de las situaciones, siempre en beneficio del país”, acotó.

Por su parte, Ricardo Noboa, exministro de Industria, destacó la intención del Gobierno para la apertura hacia los mercados mundiales. Indicó que, si bien son importantes las relaciones diplomáticas, “el mundo se mueve por relaciones de comercio. Consideró que la Cancillería debe hacer un trabajo conjunto con otras carteras de estado para fortalecer el tema comercial.

El excanciller Ortiz, en cambio, señaló que Ecuador debe mantener su posición y relación con los países que benefician a su economía, y que no se podría romper relaciones con un país por cuestiones ideológicas, sino equilibrar la situación entre no traicionar principios y al mismo tiempo defender sus intereses.

Temas como el narcotráfico y la migración también merecen la atención de la política pública, para el excanciller Ortiz. En este sentido, saludó la actitud de Juan Carlos Holguín, actual canciller, y dijo que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) debe tratar la democracia, frente a la situación que plantea México en políticas migratorias.

Noboa, en cambio, advirtió que “el mundo post pandemia va a obligar a los países a unirse y comercializar más allá de los prejuicios. Puntualizó que los pueblos no deben de pagar los distanciamientos entre Gobiernos, que es lo que pasa cuando se rompen relaciones.

Ortiz, recordó que durante el Gobierno de Rafael Correa se trastornó de una manera “brutal” la política exterior. La ciudadanía universal, por ejemplo, “fue una invitación a todas las mafias del mundo a que le declaren sede al Ecuador”.

Finalmente, el embajador Larrea, anunció que la visita del presidente Lasso a China tiene objetivos estratégicos fundamentales, y lo propio con las relaciones bilaterales con México, con su anhelo de ingresar a la Alianza del Pacífico.

Mira la entrevista completa: