Britney Spears está molesta con los paparazzis. La cantante que hace algunas semanas salió de un centro de salud mental para atender una crisis emocional, fue captada disfrutando en Miami junto a su novio, Sam Asghari.

Crédito: chicagotribune.com

En las imágenes se ve a Britney en la playa usando un bikini, y según ella misma señaló en sus redes sociales, la perjudicaron haciéndola parecer de “18 kilos más”.

La artista de 37 años, compartió un video en sus historias de Instagram en el que pidió que no las juzguen y que “por favor” cuestionen si acaso las fotografías son o no reales.

“En las fotos que me sacaron parece que peso 18 kilos más que hoy. Así es como estoy ahora, y estoy flaca como una aguja. ¿Qué es real?”, cuestionó.