Compartir

El presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Richard Espinosa, rechazó que pueda abandonar su cargo por una presunta responsabilidad en la deuda del Estado con la institución pública.

El Telégrafo

A través de su cuenta de Twitter, Espinosa recordó que tiene un plazo de 90 días para presentar pruebas de descargo ante la Contraloría General del Estado, esto en referencia a que podría “aclarar que nunca se ha perjudicado en un dólar al IESS”.

Para el titular de la entidad estatal, una sanción de destitución no sería procedente.

Espinosa manifestó que se actuó con transparencia, a pesar de que la Contraloría reveló la existencia de una deuda de $ 2.800 millones.

En redes sociales se especuló que Espinosa renunciaría al IESS, lo cual fue desmentido con su publicación en Twitter.

Sin embargo, este miércoles, el contralor subrogante Pablo Celi confirmó una sanción administrativa con destitución y multa a Espinosa y a otros 17 funcionarios del IESS.

“Dentro de las destituciones y multas se incluye una predeterminación de destitución y multa para el presidente del Consejo directivo, directora general, procurador general de la institución, para el director nacional de gestión financiera y otros niveles directivos menores”, sostuvo Celi.

Fuente: El Telégrafo