Este lunes, 19 de julio, pasadas las 20h30, quien era el vicealcalde de la capital, Santiago Guarderas, firmó la resolución con la que se convirtió en el nuevo burgomaestre de la ciudad. Esto sucedió después de que la jueza Grimanesa Erazo decidió revocar las medidas cautelares a favor de Jorge Yunda, el exalcalde investigado por presunto delito de peculado y delincuencia organizada.

Créditos: Fernando Morales

En el encuentro, el burgomaestre aseguró que la nueva administración pondrá en “en orden la municipalidad“. Y agregó que presentarán un proyecto de reactivación económica, de seguridad, y para el funcionamiento del Metro de Quito.

Además, enfatizó que la ciudad inicia una nueva etapa con “esperanza, honestidad y transparencia”.

Guarderas también informó que “posiblemente” este viernes, 23 de julio, convocará al Concejo Metropolitano para elegir a la próxima vicealcaldesa, al secretario del Concejo, y para reestructurar las comisiones.

Aunque adelantó que Juan Francisco Arias será el gerente del Metro de Quito; Álvaro Guzmán, el secretario de Movilidad; y Daniela Valarezo, la Secretaria de Seguridad. Además, ofreció al abogado constitucionalista, Ismael Quintana, el cargo de Procurador Metropolitano, pero él no aceptó, aunque agradeció la invitación de Guarderas.

Mientras estas acciones se anunciaban por parte del nuevo alcalde, Jorge Yunda se pronunció vía Twitter y dijo: “Señor @santiguarderas, el incumplimiento de orden legítima de autoridad competente es un delito. Existe una acción de protección que evidenció la vulneración de mis derechos, eso está aún por resolverse en la Corte Provincial de Justicia”.

Además señaló que: “Existe una sentencia constitucional que dejó sin efecto el informe de la Comisión de Mesa y sin motivación la resolución de remoción lo que ocasiona su nulidad, Estamos en un Estado Constitucional de Derechos y Justicia, el viernes se pronunciará la corte provincial y acataré”.

En NotiMundo al Día, Eduardo del Pozo, Concejal de Quito, manifestó que durante más de un mes, Yunda “ha pasado tratando de aferrarse al cargo utilizando todas las artimañas jurídicas posibles”. Añadió que el exalcalde no quería velar por los intereses de la ciudad, sino los de su círculo familiar.

Según del Pozo, la capital inicia un nuevo ciclo con Santiago Guarderas a la cabeza y dijo que el nuevo alcalde deberá armar un equipo transparente, con gente que tenga experiencia, “para no improvisar en este corto tiempo que le queda de gestión”.

Mira la entrevista completa aquí: