En la sesión extraordinaria del Pleno del CNE realizada este sábado 1 de agosto, Luis Verdesoto, consejero electoral, votó en contra del “Informe para la Implementación de la Unidad Complementaria Antilavado del Consejo Nacional Electoral”. Según Verdesoto incumpliría flagrantemente la Disposición Transitoria Segunda del Código de la Democracia, aprobada el 3 de febrero de 2020.

Luis Verdesoto, defendió que la Unidad Complementaria Antilavado del Organismo Electoral, cumpla con las mismas características que la UAFE, por tener las mismas funciones, pero en distintos ámbitos de la lucha contra el delito del lavado de activos. Por ello, sus funcionarios deben ser independientes y no adscritos a la Dirección Nacional Fiscalización del CNE, como consta en el Informe aprobado por los consejeros de mayoría. “La creación de la unidad, bajo la autoridad de la Dirección de Fiscalización – con personal jerárquicamente sometido a la autoridad de la Directora de Fiscalización y la Presidencia de este Organismo – es una directa ruptura de las normas de derecho internacional”, sostuvo Verdesoto.

Además, cuestionó que esta unidad forme parte de una dirección que, a través de un Informe elaborado en 2019, intentó exculpar a los implicados en la trama de corrupción electoral denominada Arroz Verde, ahora conocida como Caso Sobornos 2012-2016, al sostener que nunca hubo infracciones electorales por parte del movimiento Alianza País en las elecciones de 2013. Pese a que la justicia ecuatoriana ha estimado dos veces consecutivas que sí hubo irregularidades y se dieron delitos.

Escucha la entrevista completa aquí: